La Agroecología es la base científica de la agricultura ecológica y un excelente instrumento para enfrentar la crisis y combatir el hambre.

Publicado & clasificada bajo: Eventos autonómicos, Otros eventos.

Estas son algunas de las conclusiones del I Seminario de Agroecología que reflexionó sobre el estado actual y las perspectivas de la Agricultura Ecológica en España, que se celebró ayer en Madrid.

NP SEAE Catarroja 13/05/09
El Dr. Miguel Altieri, Profesor de la Universidad de California, en Berkeley, que participó en este Seminario entre otras actividades, indicó que la Agroecología puede dar respuesta a los grandes retos a los que se enfrentan la agricultura a nivel mundial, produciendo los alimentos suficientes que se precisan para combatir el hambre y mitigar el cambio climático que se avecina. Señaló que los fundamentos de la Agroecología están contenidos en las prácticas de la agricultura tradicional, que se han enfrentando a situaciones adversas y limitaciones extremas a lo largo del tiempo, y que han perdurado. Sólo hay que saber interpretarlos, rescatarlos y adaptarlos a los nuevos tiempos y condiciones”.  Agregó que el informe del IAASTD – Observatorio de Valoración Internacional del Conocimiento Agrario, Ciencia y Tecnología para el Desarrollo (http://www.agassessment.org) denominado “El negocio convencional”, no es la solución a la creciente crisis alimentaria de África (Nairobi, febrero 2009). Este mismo informe tras tres años de valoraciones, señaló que el conocimiento agrario, la ciencia y la tecnología ha contribuido a un crecimiento sustancial de la producción agraria en el tiempo y ha contribuido a la seguridad alimentaria y que es necesario incrementar y fortalecer un enfoque mas decidido hacia las Ciencias Agroecológicas, algo que contribuirán a abordar los aspectos medioambientales, mientras mantienen e incrementan la productividad agraria. (el IAASTD fue creado por el Banco Mundial y la FAO en 2002 para analizar el potencial  del conocimiento Agrícola, la ciencia y la tecnología para reducir el hambre y la pobreza, mejorando las condiciones de vida rural y trabajando hacia un desarrollo sustentable (económico, ecológicos y social).

El citado Seminario en el que participaron unas 50 personas, reunió por vez primera a la mayoría de representantes de las autoridades de control público y las autoridades competentes de las Comunidades Autónomas con los técnicos e investigadores de SEAE y otros expertos relacionados con la regulación y certificación de la agricultura ecológica en nuestro país.  “La idea de este Seminario era reflexionar y hacer un alto en el camino con aquellos que están día a día involucrados en aplicar las normativas de la agricultura ecológica y valorar entre todos si estamos avanzando por el camino correcto en nuestro país” remarcó Juana Labrador profesora de la Universidad de Extremadura y Presidenta de SEAE. “Es nuestro deseo mantener y resaltar los principios que originaron este tipo de agricultura y evitar su “convencionalización” ya que aporte beneficios muy sustanciales para acometer los retos grandes retos que tiene planteados la sociedad”, aclaró. “Para nosotros es fundamental un apoyo mas decidido a la investigación para una agricultura con base ecológica, que respete el medio ambiente, y contemple a las personas, como es la agricultura ecológica” agregó.  “Salir de la crisis supone también apoyar modelos de producción que no han causado esa crisis y la agricultura ecológica sigue creciendo en nuestro país a pesar de la crisis” finalizó la presidenta de SEAE.
El seminario finalizó ayer y estuvo organizado por la Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE) en conjunto con INTERECO entidad que aglutina a la mayoría de entidades públicas de control de la agricultura ecológica de España. Las conclusiones definitivas del mismo serán publicadas en breve.

En España, la superficie destinada a la agricultura ecológica ha crecido el 33 por ciento en el último año, lo que representa 1,3 millones de hectáreas. Andalucía y Castilla-La Mancha son las comunidades autónomas en las que existe más superficie inscrita. Asimismo, el número de productores directamente vinculados con este tipo de producción ha crecido el 16 por ciento. Sin embargo, el consumo ecológico es todavía bajo.