El Parlamento Europeo salva la integridad de la estrategia “De la granja a la mesa” pero cede en la de “Biodiversidad”

El Parlamento Europeo salva la integridad de la estrategia “De la granja a la mesa” pero cede en la de “Biodiversidad”

IFOAM Organics Europe acoge con satisfacción el apoyo del Parlamento Europeo a la estrategia “De la granja a la mesa”  pero lamenta que se hayan hecho concesiones en elementos clave para la biodiversidad, apoyando una autorización temporal para el uso de plaguicidas en las Superficies de Interés Ecológico.


BRUSELAS, 24 DE MARZO DE 2022 (Nota de Prensa de IFOAM Organics Europe, traducida por SEAE) – IFOAM Organics Europe acoge con satisfacción el apoyo del Parlamento Europeo a la Estrategia “De la granja a la mesa” como la dirección política correcta para hacer que la agricultura europea sea más resistente e independiente. La resolución sobre seguridad alimentaria aprobada en el pleno del jueves 24 de marzo es una señal política positiva, especialmente teniendo en cuenta las semanas de intenso lobby para socavar la ambición de la UE de hacer una agricultura más sostenible.

El presidente de IFOAM Organics Europe, Jan Plagge, dijo: “La estrategia “De la granja a la mesa” sigue siendo, ahora más que nunca la dirección política pertinente para adaptar nuestro sistema agrícola a las crisis actuales y futuras. La guerra contra Ucrania suscita una legítima preocupación por el aumento de los precios y la disponibilidad de determinados insumos agrícolas, en concreto los cereales para la alimentación animal y los fertilizantes sintéticos. También nos obliga a repensar nuestro sistema de producción de alimentos para hacerlo más independiente de los insumos externos, menos intensivo en insumos y más resistente.

“Es posible producir alimentos sanos en cantidad suficiente sin sintéticos”

Ya existen soluciones agronómicas prácticas para alcanzar estos objetivos, garantizando al mismo tiempo la seguridad alimentaria para todos los europeos y más allá, así como la rentabilidad de los agricultores. Incentivar y ayudar a los agricultores a ampliar las soluciones agroecológicas existentes debería ser la prioridad de los responsables políticos. Con el apoyo de la Política Agrícola Común y la estrategia “De la granja a la mesa” de la UE, es posible producir alimentos sanos en cantidad suficiente sin sintéticos, al tiempo que se preserva la biodiversidad, se almacena el carbono en los suelos y se hace más resistente la producción de alimentos más resistente a los crecientes impactos del cambio climático“.

Aunque el Parlamento salvó la integridad de la Estrategia de la UE de la Granja a la Mesa, IFOAM Organics Europe lamenta que haya hecho concesiones en elementos clave para la biodiversidad, apoyando una autorización temporal para el uso de plaguicidas en las Superficies de Interés Ecológico.

La seguridad alimentaria requiere transición agroecológica y alineación con los objetivos del Pacto Verde Europeo

Por otra parte, surgen más reacciones por la aprobación de la Comisión Europea de una excepción “excepcional y temporal” para permitir la producción de cualquier cultivo en tierras en barbecho -Superficies de Interés Ecológico-. Desde la Coalición Por otra PAC, de la que SEAE forma parte, denunciamos que esta medida “no soluciona el actual problema de escasez, elimina refugios necesarios para la biodiversidad e incrementará el uso de más plaguicidas – justo en la semana en que se iba a aprobar la Directiva de Usos Sostenible. La seguridad alimentaria requiere transición agroecológica y alineación con los objetivos del Pacto Verde Europeo”.

 

Desde la Fundación Global Nature plantean una pregunta: “¿no es esto pan para para hoy y pobreza para mañana?“. “Sabemos que el aumento de la presión sobre estos medios agrarios no funciona. La funcionalidad de los medios agrarios se basa en suelos fértiles, por eso se dejan las tierras en barbecho, para que descansen y el suelo se recupere. La conversión de barbechos en áreas de cultivo permanente implica obligatoriamente el uso de más fertilizantes, con lo que esto implica en el deterioro de nuestros ya dañados acuíferos y en nuestra dependencia de estos productos agroquímicos. La ya mermada diversidad biológica tampoco irá a mejor y con eso seremos más vulnerables a las plagas, perjudicará al agricultor pues la polinización también se verá dañada.”

Para consultar más información sobre este artículo Cultivar los barbechos: pan para hoy y pobreza para mañana”.